lunes, 24 de abril de 2017

guayabo del país

Debo confesar mi gran ignorancia con respecto a los frutos nativos de Uruguay. Por suerte la voy combatiendo poco a poco ayudada por personas como la chef Laura Rosano que se ha propuesto hacer conocer nuestros frutos nativos. Además de producirlos en su chacra, experimenta en la cocina con ellos y ya ha escrito dos libros de recetas enseñándonos cómo utilizarlos en casa.

Así como Laura, hay otros pequeños productores que se han interesado por los frutos nativos y hay un proyecto en el que interviene la Facultad de Agronomía y el INIA en el que se estudian diferentes frutos nativos y la manera de seleccionarlos y mejorarlos para lograr cultivos comerciales. Es decir, hay mucha gente trabajando en la recuperación de este patrimonio. Esto me alegra mucho ya que estos frutos, además de estar muy bien adaptados a las condiciones de suelo y clima naturales de Uruguay, tienen un valor nutritivo muy elevado.

Todo esto viene a cuento de que fui a la feria y me encontré por primera vez con el guayabo del país. Cuando me dicen guayaba, enseguida pienso en Brasil y la guayabada, pero no, esta guayaba es otra.

 

guayaba

También crece en Brasil, sobre todo en el sur, es una fruta autóctona de la zona, es que la naturaleza no sabe de fronteras geopolíticas y las distribuyó un poco por el sur de Brasil, norte y este de Uruguay, otro poco por Argentina.

Y eso fue lo que hizo madre natura en un principio, ya que luego el hombre la llevó por acá y por allá y este arbolito se adaptó muy bien en diferentes regiones del mundo. Tanto es así que en Nueva Zelanda se cultiva mucho el guayabo del país, o feijoa, como la llaman en muchos lados y es una fruta que les encanta y que además, exportan. También se cultiva y se exporta en EEUU, Chile y Colombia. 

 

Pregunté de dónde era y ahí caí en la cuenta de que era esta guayaba autóctona sobre la que había leído. Por supuesto que las compré y me las traje para casa.

 

guayaba2

 

Es una fruta pequeña, ovalada y de cáscara verde como se ve en la foto. Lo que no se ve es su agradable aroma que me sorprendió por su potencia. Excelente para perfumar mi cocina.

Al partirla se puede ver la pulpa amarilla que se va oscureciendo a medida que se oxida por el contacto con el aire. En el centro están las semillas.

 

guayaba3

 

Su sabor es muy particular, dulce pero no tanto, con un toque ácido, a mi me gustó, hay que probarla.

Por lo que he podido saber tiene un alto contenido de vitamina C y yodo, más vitamina C que el kiwi y la naranja, un súper antioxidante y una gran amiga para prevenir los resfríos.

 

guayaba4

 

Por supuesto que con ellas se pueden hacer ricos dulces y mermeladas, pero esta vez nos las comimos al natural, cuando encuentre de nuevo seguiré experimentando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario