jueves, 14 de junio de 2012

un pedazo de hule

Cuando nos mudamos, encontramos que Rita había dejado algunas cosas atrás. Con nuestro afán de dar nuevos usos a todo lo que encontramos (es verdaderamente un reto), había guardado este trozo de hule, aunque en realidad no tenía idea de qué hacer con él, no me gustaba.  El otro día lo reencontré, lo miré, pensé…me di cuenta que por el otro lado tenía una textura interesante y su color no me disgustó, además es un material fuerte y flexible y para colmo tenía la medida justa para convertirse en un puf que hace ya tiempo tenía en mente. Así fue que puse manos a la obra…

m13

Este fue el resultado y he de decir que es muy cómodo y queda perfecto para utilizar junto a la mesa de palets.

m10

Para tejer es de lo mejor :)

m11

Más adelante les cuento en qué quedó lo que estoy tejiendo aquí…si es que me sale…

2 comentarios:

  1. Fuera de ahí!! Ahora me toca a mí :-(
    Je je je...ahhhhh...que lindo eso después de una merienda...V

    ResponderEliminar
  2. Ja ja, tal vez te lo preste algún día.
    En este caso, después de un desayuno de sábado.

    ResponderEliminar