martes, 8 de mayo de 2012

mesa que fue palets

Queríamos una mesa ratona grande y cómoda, que además se pudiera mover fácilmente por la habitación y si nos servía para almacenar algún libro o revista de los que se multiplican sin control por toda la casa, mejor. Como la mayoría de nuestros muebles, también queríamos que tuviera nuestro toque personal. Pensando y buscando ideas se nos ocurrió hacer una mesa con palets, conseguimos un par y manos a la obra.

Los palets ya lijados. (Mientras esperaban ser transformados ya los usábamos bastante :)

c28

Para pintarlos y protegerlos elegimos un protector de madera color ébano ya que la mayoría de nuestros muebles son negros.

c26

Aquí ya pintados, esperando ser ensamblados (los unimos con tarugos). Para lograr la movilidad conseguimos cuatro ruedas.

c27

El toque final, un grueso vidrio.

c30

c29

(Las sillas, ya que estaban cerca, también pasaron por el pincel)

9 comentarios:

  1. Muy bueno!! estamos prontas para extrenar la mesa con un rico té para el equipo Kaleno. Besos

    ResponderEliminar
  2. Mmmm...se podría haber ideado un sistema para utilizarla como corralito para la fiera de la última foto je je je... V

    ResponderEliminar
  3. Esta "fiera" no necesita corralito, está muy bien educada :)

    ResponderEliminar
  4. Ja! Yo alteré la forma de esos plastiquitos de colores :-)

    ResponderEliminar
  5. qué buena que quedó! felicitaciones
    Magui

    ResponderEliminar
  6. hola, como uniste con tarugos cada palet? Cesar

    ResponderEliminar
  7. Hola César, hice una agujero con el taladro en cada lado a unir (del tamaño del tarugo, para que quedara justo), luego encolé cada tarugo, lo introduje en los agujeros de un lado y superpuse el otro palet haciendo coincidir los orificios con la parte sobresaliente de los tarugos. De esta manera los palets quedaron bien asegurados. Espero que te haya servido la explicación.
    Saludos

    ResponderEliminar