viernes, 29 de abril de 2011

semana internacional sin televisión

Hace ya unos años, en 1995, en EEUU surgió la propuesta de prescindir de la televisión por lo menos una semana al año. Desde entonces, todos los años, la última semana de abril es la elegida para esta iniciativa que ha ido ganando adeptos en el resto del mundo.

tv1

No sé si en Uruguay hay quien la siga, pero me pareció interesante. Se propone desenchufar la televisión por una semana y experimentar qué pasa, qué haríamos con ese tiempo en que no vemos la tele, así como reflexionar sobre la cantidad de horas que pasamos frente al televisor y qué beneficios o perjuicios nos produce.

tv2  

Hay muchas personas y organizaciones preocupadas por los efectos que el mal uso de la televisión puede tener sobre nosotros, sobre todo sobre la educación de los niños y la comunicación en la familia.

tv4b

Las organizaciones ecologistas denuncian a la televisión como herramienta que incentiva un modo de producción y consumo que es insostenible para el planeta. Algunos van más allá y denuncian a la televisión como medio para mantenernos controlados, un medio para crear una cultura homogénea, una cultura de masas a través de la cual controlar la opinión pública para los fines de las grandes corporaciones.

De todas maneras yo creo que sea como sea, está en nosotros el reflexionar y elegir la vida que queremos vivir. Si bien es cierto que muchas veces nos sentimos presionados por el entorno, la decisión final es nuestra. La televisión puede ser buena o mala según el uso que le demos y cuánta cabida tenga en nuestras vidas y la de nuestros niños. La responsabilidad es de cada uno. Por eso me parece interesante esta propuesta, porque nos da la chance de para, pensar y discutir sobre el tema.

tv5

Yo no me adhiero específicamente a la semana sin tele, porque no tengo tele. En casa fuimos gradualmente prescindiendo de ella a tal punto, que se rompió por falta de uso. De modo que decidimos desalojar al gran aparato, porque ocupaba mucho espacio.  De esto hace ya más o menos un año y les puedo decir que no la extrañamos para nada.

Las fotos que ilustran esta entrada las tomé en la ciudad chilena de Valparaíso.

lunes, 11 de abril de 2011

paso a paso

Esta historia es muy optimista pero, ¡qué bueno sería que trabajásemos para hacerla realidad! Montevideo lo pide a gritos.

A este video lo vi en Un blog verde, hay muchas cosas interesantes por allí.