domingo, 28 de mayo de 2017

jalea de manzana y la magia de la pectina

Aquí están las cáscaras y los corazones de las manzanas devenidas dulce que te mostré el otro día. Como ellos no podían ser menos y queriendo zafar de terminar siendo parte del compost, que no es nada malo, pero no es tan glamoroso, pidieron convertirse en jalea.

Yo recordaba de mi niñez la jalea que hacía mi abuela, a veces de manzanas, a veces de membrillos. Me parecía rara aquella especie de miel con sabor a frutas, pero nunca me pregunté cómo la hacía. Ahora lo sé y es mágico, bueno, más que magia, química.

 

mermeladamanzana4

 

Es que la manzana y el membrillo, entre otras frutas, tienen una gran cantidad de pectina. Esta es una sustancia soluble en agua que al unirse con el azúcar y los ácidos de las frutas se gelifica, lo que hace que espesen las mermeladas sin necesidad de tanta azúcar, ni tantas horas de fuego.

Hay algunas frutas que tienen una concentración muy alta de pectina, sobre todo en su corteza, este es el caso de la manzana. Tanta pectina tiene la manzana que se puede utilizar para espesar mermeladas de otras frutas que casi no la contienen, como por ejemplo la de frutilla.

Es así que utilizando los súper poderes de la pectina, me lancé a experimentar con la jalea. Primero puse a hervir con agua las cáscaras y los corazones de las manzanas. Disculpas por no dar cantidades, es que fue todo al tun tun.

Luego de algo más de una hora saqué la preparación del fuego y la colé. Quedó así…

 

jalea5

 

Agregué azúcar y unas ramas de canela al líquido resultante y lo puse a fuego lento hasta que fue espesando y me gustó la consistencia. En el proceso fue cambiando de color.

 

mermeladamanzana9

 

Según el tiempo que dejes la preparación en el fuego va a ser la consistencia final de tu jalea. En el caso de la jalea de manzanas, la dejé mucho rato al fuego y quedó con una consistencia súper espesa y un sabor muy intenso, me encantó.

 

jalea3

 

También hice una jalea de membrillos y en esta vez, como el membrillo tiene un sabor más fuerte de por sí, dejé la preparación menos tiempo en el fuego, de modo que el sabor fuera más suave y la consistencia bastante más líquida. Esto fue lo que hice yo, pero cada uno sabrá qué le gusta más para su paladar.

 

jalea4

 

 

Te cuento algunas cosas sobre la pectina:

 

  • Necesita ácido para gelificar, además del azúcar. En este caso las manzanas ya eran ácidas, pero en caso de no serlo, es bueno agregar un poco de limón. Esto va tanto para las mermeladas como para las jaleas.  
  • Las frutas menos maduras tienen más pectina.
  • Se pueden usar manzanas para hacer pectina casera. Esta pectina la podemos utilizar luego para hacer mermelada de otras frutas sin necesidad de tanta azúcar ni tanto tiempo de fuego. Te dejo en este enlace un procedimiento para preparar pectina casera, está en italiano pero no te asustes, se entiende bien.

lunes, 15 de mayo de 2017

dulce de manzana

Se ven apetitosas ¿no? Son parte del tesoro que nos trajimos de Melilla. Dejamos las manzanas rojas para comer crudas, pero todo lo demás (membrillos, guayabas del país y manzanas verdes) se convirtió en dulces y mermeladas. Quedamos con buenas reservas para el invierno.

 

mermeladamanzana

 

Hoy te cuento cómo hice el dulce o mermelada de manzanas, pero todos tienen un procedimiento más o menos parecido y fácil.

Ingredientes:

  • manzanas verdes
  • la mitad de su peso de azúcar
  • limón

No doy cantidades exactas porque no las sé, yo me manejo mucho a ojímetro, pero pongamos que por cada kg de manzanas va medio de azúcar y medio limón.

 

Manos a la obra:

Lavamos muy bien las manzanas, luego podrás utilizar las cáscaras y los corazones para hacer jalea, si gustas.

 

mermeladamanzana2

 

Pelamos las manzanas, les sacamos las semillas y las cortamos en trozos.

Las ponemos en la olla con el azúcar y el jugo de limón y las dejamos macerar durante más o menos una hora. Yo en este caso usé azúcar común, pero imagino que el azúcar mascabo le debe de dar un gustito muy rico, además de ser más sano.

 

mermeladamanzana5

 

La manzana va a soltar un poco de jugo, no es necesario agregarle agua. Así que luego de macerarlas un rato con el azúcar llevamos la olla al fuego.

Así se ve al comienzo…

 

mermeladamanzana6

 

La dejaremos en el fuego poco menos de una hora, revolviendo cada tanto. De esta forma la vamos deshaciendo y evitamos que se pegue. Cuando tenga una consistencia que nos guste, retiramos la olla del fuego. Yo preferí la textura del dulce irregular, con algunos trocitos de fruta, pero si te gusta que quede homogénea, esperás a que se enfríe y la pasás por la procesadora o licuadora.

 

mermeladamanzana7

 

Nunca había hecho este dulce y me encantó, queda muy rico y además es súper fácil. Lo más engorroso es pelar todas esas manzanas, aunque, el resultado bien vale el trabajo. Yo hice bastante, pero manteniendo más o menos las proporciones se puede hacer menos y serán menos manzanas para pelar.

 

mermeladamanzana11

 

Con el trabajo que me dio pelar las manzanas, decidí aprovechar las cáscaras y el corazón para hacer jalea, la próxima te cuento cómo.

jueves, 4 de mayo de 2017

gracias a los manzanos

Todo comenzó gracias a la locura temporal de los manzanos. Es que este año, vaya a saber uno por qué, los manzanos de una quinta de Melilla produjeron tres veces más fruta que lo que normalmente producen, se sentían generosos. Esto hizo que los productores de dicha quinta no dieran abasto para almacenar las manzanas.

Ante tal problema se les ocurrió la idea de hacer allí mismo una feria abierta al público y vender las manzanas muy baratas. Para difundirlo crearon una página en Facebook, La Granjera y además invitaron a otros productores de la zona a que se sumaran con sus productos, con la condición de que los pusieran a buen precio. Todo esto lo leímos en La diaria del fin de semana que nos decía que la feria se realiza sábados a medio día y domingos de 9:00 a 18:00.

Tocaba ir a visitar la feria en persona y ver qué de rico podíamos conseguir, además del paseo, por supuesto.

Como los domingos nos cuesta arrancar, fuimos de tarde, una tarde preciosa. Encontrar el lugar exacto fue fácil, la cantidad de autos estacionados nos dieron la pista.

 

manzanas2

 

Estos autos habían traído al lugar a varias familias que vinieron a disfrutar la tarde de sol y de paso a hacer las compras. La cantidad de gente me sorprendió, pero en el lugar están bien organizados. Cuando llegamos nos dieron un número.

Fuera del espacio de venta de verduras, organizaron una especie de estar al aire libre dónde te podés sentar en bancos de madera o en fardos de henos preparados como asientos. También hay una especie de barra donde te sirven algunas cosas de comer como hamburguesas y choripanes hechos en un medio tanque, así como algunos postrecitos y bebidas. Para los más chicos hay unos columpios de cuerda y paseos en poni. De esta forma la espera ni se nota, es más creo que muchos van más por el paseo al aire libre que por las verduras.

 

manzanas

 

Yo quería comprar manzanas, traje verdes y rojas, muchas, para experimentar haciendo dulce.

 

manzanas3

 

También habían otras frutas y verduras, aunque algunas cosas ya se habían terminado.

 

manzanas5 - Copy

 

manzanas6 - Copy

 

manzanas7 - Copy

 

manzanas8 - Copy

 

Además se pueden comprar huevos de gallina y de codorniz, quesos, salames, miel, marcela y alguna cosita más que ahora no me acuerdo.

 

manzanas9

 

Yo me vine contenta con mis manzanas, también trajimos membrillos, guayabo del país, naranjas , lechugas, rúculas y cebollas coloradas. 

Con las manzanas y los membrillos me puse a experimentar. A falta de abuela, investigué un poco en internet y me decidí por un dulce combinado de membrillo y manzana. Con las cáscaras y los corazones hice jalea, también combinada. Mañana toca desmoldar el dulce.

 

manzanas12

 

manzanas11

 

manzanas10

 

Aún tengo fruta y pienso seguir experimentado. Cuando haya probado, si llego a buen puerto, dejaré alguna receta por aquí.

lunes, 24 de abril de 2017

guayabo del país

Debo confesar mi gran ignorancia con respecto a los frutos nativos de Uruguay. Por suerte la voy combatiendo poco a poco ayudada por personas como la chef Laura Rosano que se ha propuesto hacer conocer nuestros frutos nativos. Además de producirlos en su chacra, experimenta en la cocina con ellos y ya ha escrito dos libros de recetas enseñándonos cómo utilizarlos en casa.

Así como Laura, hay otros pequeños productores que se han interesado por los frutos nativos y hay un proyecto en el que interviene la Facultad de Agronomía y el INIA en el que se estudian diferentes frutos nativos y la manera de seleccionarlos y mejorarlos para lograr cultivos comerciales. Es decir, hay mucha gente trabajando en la recuperación de este patrimonio. Esto me alegra mucho ya que estos frutos, además de estar muy bien adaptados a las condiciones de suelo y clima naturales de Uruguay, tienen un valor nutritivo muy elevado.

Todo esto viene a cuento de que fui a la feria y me encontré por primera vez con el guayabo del país. Cuando me dicen guayaba, enseguida pienso en Brasil y la guayabada, pero no, esta guayaba es otra.

 

guayaba

También crece en Brasil, sobre todo en el sur, es una fruta autóctona de la zona, es que la naturaleza no sabe de fronteras geopolíticas y las distribuyó un poco por el sur de Brasil, norte y este de Uruguay, otro poco por Argentina.

Y eso fue lo que hizo madre natura en un principio, ya que luego el hombre la llevó por acá y por allá y este arbolito se adaptó muy bien en diferentes regiones del mundo. Tanto es así que en Nueva Zelanda se cultiva mucho el guayabo del país, o feijoa, como la llaman en muchos lados y es una fruta que les encanta y que además, exportan. También se cultiva y se exporta en EEUU, Chile y Colombia. 

 

Pregunté de dónde era y ahí caí en la cuenta de que era esta guayaba autóctona sobre la que había leído. Por supuesto que las compré y me las traje para casa.

 

guayaba2

 

Es una fruta pequeña, ovalada y de cáscara verde como se ve en la foto. Lo que no se ve es su agradable aroma que me sorprendió por su potencia. Excelente para perfumar mi cocina.

Al partirla se puede ver la pulpa amarilla que se va oscureciendo a medida que se oxida por el contacto con el aire. En el centro están las semillas.

 

guayaba3

 

Su sabor es muy particular, dulce pero no tanto, con un toque ácido, a mi me gustó, hay que probarla.

Por lo que he podido saber tiene un alto contenido de vitamina C y yodo, más vitamina C que el kiwi y la naranja, un súper antioxidante y una gran amiga para prevenir los resfríos.

 

guayaba4

 

Por supuesto que con ellas se pueden hacer ricos dulces y mermeladas, pero esta vez nos las comimos al natural, cuando encuentre de nuevo seguiré experimentando.

viernes, 31 de marzo de 2017

granola sabor banana

Me encantan los frutos secos y las semillas en general, pero no soy muy fan de la banana natural, la como, pero mezclada con otras frutas o la utilizo en preparaciones como el pan de banana y de esa forma sí que me gusta.

Por eso me encantó esta receta de granola que encontré en el blog Cualquier cosita es cariño (*) y casi de inmediato me puse manos a la obra. Es una receta muy sencilla que podemos variar según nuestros gustos o disponibilidad de ingredientes, además de ser nutritiva, sana y muy, muy rica.

(*) Recomiendo darse una vuelta por este blog, tiene muy buenas ideas y reflexiones, si querés llevar una vida más amigable con el planeta.

 

Ingredientes:

2 tazas de avena arrollada (le puse un poco menos porque no me gusta tanto la avena)
1/2 taza con una mezcla de frutos secos y demás semillas que te gusten o tengas a mano (Esta vez le puse nueces de pecán, castañas de cajú, almendras, semillas de girasol y amaranto)
canela en polvo a gusto (Yo le pongo mucha porque me encanta)
una pizca de sal (La mía fue una pizca de sal marina molida gruesa, me encanta sentir el contraste marcado del sabor dulce con el salado)
 

Una banana madura
3 cucharadas de miel o jarabe de ágave, melaza o lo que les guste.
2 cucharadas de aceite de coco (Puede ser algún otro aceite, si prefieren, en lo posible neutro para que no altere el sabor)
2 cucharadas de harina de lino


Cómo se hace:

Lo más fácil es organizar los ingredientes que vamos a utilizar y mientras, vamos precalentando el horno a 180 °C.

 

granola2Siempre que puedo compro los frutos secos con cáscara, así se mantienen inalteradas sus propiedades y su sabor por más tiempo.


 

Mezclamos bien los ingredientes de la primera tanda en un cuenco hondo (las dos tazas de avena, los frutos secos, la canela y la sal).

 

granola4

 

Pisamos la banana con un tenedor.

 

granola5

 

Abro un paréntesis para hablar sobre la harina de lino. Si bien la venden preparada, yo prefiero moler el lino en el momento en que lo voy a utilizar ya que de esta manera se conservan mejor sus propiedades nutricionales. Los ácidos grasos poliinsaturados que contiene el lino se oxidan fácilmente por lo que es mejor mantener la semilla entera hasta que la vayamos a usar.

 

granola

 

No da ningún trabajo, basta con poner un puñado de semillas en la procesadora. Te vas fijando cada poco y lo das por hecho cuando la harina tenga la consistencia que más te guste. A mi me gusta gruesa, que se vean algunas semillas enteras. Cierro paréntesis. 

 

granola3Esta receta lleva sólo dos cucharadas, lo que es muy poco para la procesadora, por eso hice más y aproveché el resto para mezclar con harina de trigo y hacer pan.

 

Mezclamos el aceite de coco, con la harina de lino, la miel (*) o melaza y la banana pisada. 

(*) La miel pierde algunas de sus propiedades cuando es calentada a altas temperaturas, así que si preferís conservarlas se puede agregar al final de la cocción, cuando la granola ya esté dorada. Creo que en ese caso la granola puede quedar un poco más pegoteada, abría que probar.

 

granola6

 

Luego unimos esta mezcla húmeda con la mezcla de frutos secos y avena y entreveramos bien para que quede todo bien impregnado.

 

granola7

 

Desparramamos bien en una asadera y lo ponemos en el horno que teníamos previamente prendido a 180°C.

 

granola8

 

El tiempo de horneado es unos 20 minutos, pero eso puede variar según la mezcla que hayas hecho y la cantidad, hay que sacarlo cuando se comience a dorar. Es aconsejable que en la mitad de la cocción, más o menos,  remuevas un poco la granola, así se hace más pareja y se suelta más.

 

granola9

 

Lista nuestra deliciosa granola con un toque de sabor a banana. A mi me gusta comerla sola, pero va muy bien con yogurt, sobre un helado, o como más te guste. Yo la probé mezclada con dulce de higo y me encantó.

 

granola10

 

Espero que la pruebes y me cuentes qué te pareció. Si tenés alguna pregunta o sugerencia, serán bienvenidas.

 

jueves, 12 de enero de 2017

el libro de las casas bellas

Hace un par de veranos que en enero nos dan ganas de quedarnos en casa. Es un mes bastante tranquilo en Montevideo, aunque intenso en la Ciudad Vieja, donde no paran de llegar turistas.

A nosotros nos gusta para disfrutar de nuestro hogar, más aún desde que tenemos sombra en la azotea y podemos deleitarnos con comidas al aire libre cada vez que tenemos ganas. Mirando el agua, el ir y venir de los cruceros y los barcos de carga,  sintiendo la brisa, rodeados de plantitas, para mí es inigualable.

También aprovechamos, cuando salimos del sopor veraniego, para hacer algunos arreglos, cambiar algunas cosas, hacer mantenimiento, que siempre hay algo que arreglar o que queremos cambiar.

Este año además, estamos inspirados por un hermoso libro que nos llegó de allende los mares justo para navidad, El libro de las casas bellas. 

 

casasbellas

 

Es un libro que estaba esperando hace tiempo. A simple vista parece un libro más de interiorismo, pero es bastante más que eso. En él se muestran hogares, sus integrantes y sus historias. Están las fotos, que son preciosas, pero también está un poquito de la historia de quienes conforman el hogar y de la casa en sí. Además cada capítulo está precedido por una ilustración, cada ilustrador (son todos diferentes) se inspiró en la casa y sus ocupantes para realizarla.

Para mí se suma el atractivo de que algunas de las personas cuyos hogares son retratados me son familiares, sobre todo por su trabajo, ya que la mayoría realizan actividades creativas de las que me gustan.

 

casasbellas6

 

casasbellas2

 

Y para darle un poquito más de gustito, también hay un par de cuentos muy bonitos, también ilustrados y un texto escrito por una arquitecta donde nos cuenta un poco su manera de ver los espacios para vivir y sobre todo, los hogares.

 

casasbellas3

 

Si querés comprar el libro podés ir aquí. O si querés ver un poco de su contenido y de su historia podés pasarte por la página de Kireei y de paso disfrutar del mundo de cosas bellas que siempre hay por allí.

 

casasbellas5

 

casasbellas4